Escrito por

Yanick Franche

coescrito con Sébastien Ross

crédito de la foto Sacha Bourque 

Nuestro invitado Biz analiza la cuestión

Hola Biz, Muy feliz de tener el placer de realizar esta sesión de preguntas contigo. Comencemos con una pregunta llena de ligereza para el maestro de la lengua francesa que eres al presentarnos tu palabra favorita de nuestro hermoso idioma y ¿el motivo?

La respuesta fácil sería el diccionario porque los contiene todos, pero eso no nos dice mucho. Digamos que me gusta la palabra sensualmente porque creo que hace eso. Encuentro que el significante y el significado se encuentran y que es sensual decir sensualmente, entonces necesitamos el lenguaje para decirlo.

25 años de FrancoFolies - 082.JPG
Por Jean Gagnon, CC BY-SA 3.0, Enlace

Siempre ha sido un gran defensor de la lengua y de Quebec, ¿qué opina de Quebec en 2021? ¿Todavía es posible convertirse en un país en este sistema que se inclina hacia la globalidad?

Sí, creo que todavía es posible. Gastón Mirón dijo: "Mientras no se logre la independencia, queda por lograrla". ¿Es posible? ¡Sí! ¿Es esto probable en un futuro próximo? No lo sé. No lo veo, sinceramente. Pero bueno, siendo la política lo que es, hay varios Nostradamus que han tirado su bola de cristal a la basura. En particular, decir que, la noche de las elecciones, no había forma de que Donald Trump pudiera ganar las elecciones y así sucedió. 

En política puede pasar cualquier cosa, realmente cualquier cosa. La lección que aprendo de la historia es que nunca se puede dar nada por sentado en política y nunca se puede decir que nunca sucederá. Digamos que en mi época, cuando empezamos a hacer música, después del Referéndum, el proyecto de Independencia lo llevaban los jóvenes y cierta parte de la gente mayor. Ahora, son sobre todo los más mayores, los Baby Boomers, quienes apoyan este proyecto. Para los jóvenes, al menos los que conozco porque tengo la suerte de tener una rubia que tiene 30 años, y es una oportunidad a todos los niveles incluido poder conocer a jóvenes millennials, veo que eso no está en su agenda. No es lo que les preocupa en primer lugar, no como a mí me preocupaba a principios de la década de 2000 Loco Locass y todo eso, era una cuestión central en mi vida. Esta es una pregunta que para mí sigue siendo muy importante, sigo pensando que es relevante para lograr la Independencia, por todo tipo de razones que son las mismas que pensaba antes y se suman otras. 

Yo diría, por otra parte, que no es cierto que los jóvenes ya no sean soberanistas. Fui, hace un año antes de la pandemia, a una reunión de jóvenes soberanistas, donde yo era el mayor y les dije que me hacía feliz ser el mayor en una reunión de soberanistas porque eso significaba que había jóvenes que todavía Creía en esa idea. Creo, por otro lado, que lo que tenemos que hacer es alinear las preocupaciones de los jóvenes con la relevancia de la Independencia. Por poner un ejemplo, los jóvenes son muy sensibles a la ecología, entonces, ¿cómo puedes llamarte ecologista si vives en un Canadá rico en petróleo, un Canadá cuya economía se basa en la energía fósil? Mientras que, para una república eléctrica de Quebec, sería significativamente más limpio, no porque seamos mejores que los pueblos de Occidente, sino simplemente porque tenemos agua en lugar de petróleo en nuestro territorio. 

Creo mucho en la república eléctrica, es una fórmula un tanto simplista pero que, para mí, indica dos cosas. En primer lugar, que vivimos en una democracia real porque nos hemos deshecho de la Reina, de la monarquía que está encima de nuestras cabezas en todo momento, y también que vivimos en un territorio donde podemos hacer energía, no quiero decir más limpia porque la energía siempre tiene un coste, pero digamos menos sucia. Podríamos producir trenes, automóviles, aviones con aluminio, aluminio producido con electricidad, podríamos electrificar todo Quebec e incluso todo el noreste de América.

Además, hago una digresión, en mi próxima novela que estoy terminando y que se estrenará en otoño, el personaje es un profesor de literatura que va a publicar un libro y este libro es una distopía, o una utopía política, que Representa la independencia de Quebec en 2076, cien años después de la elección del Parti Québécois. La independencia de Quebec fue conseguida por los crees del norte que, tras un golpe de estado, tomaron posesión de las presas y que ahora abastecen de energía a todo el territorio norteamericano del Este, por lo que se declara la independencia en los cree. 

Esta utopía demuestra que la Independencia puede surgir de una manera que no esperamos y que debemos seguir intentando convencer pero quizás gracias a nuevos argumentos, nuevos actores, nuevos jefes y nuevos discursos.

De hecho, para lograr la independencia, necesitamos nuevas ideas, en mi opinión.

Sí, y la independencia no es una idea nueva, pero sólo porque sea vieja no significa que esté desactualizada. Cuando decimos que esta idea está obsoleta, es importante decir que todo el que dice eso es independiente. Desafío a cualquier político federal a decir: "Tienes razón, la independencia está obsoleta, vamos a anexar Canadá a los Estados Unidos, va a ser más sencillo y vamos a dejar de pretender que somos independientes del Estados Unidos'' y si hiciéramos eso, habría un troll de canadienses ensalzando los méritos de la Independencia.

Quizás también deberíamos cambiar nuestra estrategia, quizás deberíamos someter a referéndum la Constitución canadiense, que nos rige todos los días. Es posible que allí encontremos cosas que realmente no nos convienen, en particular la Ley India. A continuación surge la pregunta “¿Aceptas o no esta constitución?” Si decimos Sí, la firmamos y se acabó, pero si decimos No, vale, pero ¿qué hacemos ahora? ¿Nos damos otra? ¿Estamos dejando una licencia que nos satisface un poquito más? ¿Una república con representación regional? ¿Representaciones de las oficinas de las 11 Primeras Naciones de Quebec en el Parlamento? Todo esto es posible en una república de Quebec, pero es imposible en un Quebec que sigue siendo una provincia.

Negocios 2020.jpg
Por Thekidpossum, CC BY-SA 4.0, Enlace

¿Qué opina de la gestión de la pandemia por parte del gobierno de Quebec? ¿Y la gestión del Gobierno de Canadá? ¿Y la reacción de nuestros conciudadanos?

No me gustaría estar en el lugar de un gobierno en este momento. Además, de todos modos nunca quisiera ser político en tiempos normales y menos en tiempos de pandemia. Alguien que nos dice que Legault y Trudeau están contentos con la pandemia porque quieren controlarnos, no se ha mirado a la cara. No es cierto que estén contentos con la pandemia, no es cierto que estén contentos de ejercer su profesión en este contexto. 

Sinceramente, creo que cada uno está haciendo lo que puede, de verdad. Por otro lado, llegamos rápidamente a los límites de la federación cuando nos damos cuenta de que el gobierno de Legault, al menos en Marte, insistió en la importancia de cerrar las fronteras rápidamente y que Ottawa esperó tanto antes de hacerlo. No tenemos el control de tu casa cuando estamos allí. Lo vemos con la compra de vacunas, al final solo somos adolescentes en nuestra habitación, no somos los demás los que decidimos cuando tenemos que lavar los platos, cuando tenemos que sacar la basura! 

Justin Trudeau no tiene ningún problema en sermonear a Legault sobre la gestión de los CHSLD cuando las transferencias sanitarias se han recortado durante 50 años, pasaron de 50% a 20%. Antes de dar una lección de cómo gestionar las cosas allí, primero ocúpate de lo que te pertenece, es decir los presos y lo que es de tu jurisdicción a nivel federal, como los nativos y segundo, entrega el dinero a las provincias. para que puedan gestionar adecuadamente los sistemas de salud.

Siempre me sorprende ver a Justin Trudeau suplicar, nosotros estamos rogando a los canadienses que no viajen. Esta es la primera vez que veo esto, un político rogando a la gente, es como si la policía estuviera rogando a la gente que no se pasara el semáforo en rojo. Entonces ahí, cambiar la ley, prohibir vuelos, cerrar los aeropuertos, eso resolverá el alegato y eso será lo que será.

En general, en la federación siempre pasa lo mismo. El gobierno federal se erige en una especie de padre de familia, mientras que las provincias hacen el trabajo sucio. Falta presupuesto para hacer el verdadero trabajo de proximidad con la ciudadanía, son las provincias las que lo tienen, ya sea en educación, salud y transporte entre otros, mientras el gobierno federal todavía está en el proceso de hacernos creer que sabe mejor cómo funcionan las cosas y que, por tanto, deberíamos escucharle. Para mí, si necesitáramos una razón más, esta pandemia ilustra la relevancia de la Independencia para que podamos gestionar cómo funcionan las cosas dentro de nuestras fronteras.

La pandemia ocupó mucho espacio en 2020, pero también hubo otros acontecimientos significativos. ¿Cuáles tuvieron más impacto en ti? ¿Y por qué?

Durante el año, desde el punto de vista social, no nos queda más remedio que abordar la muerte de George Floyd en Estados Unidos y el gran movimiento global que siguió. Había una conciencia a escala occidental de que realmente había problemas, es cierto que en Estados Unidos es flagrante, pero creo que cada sociedad debe mirarse a sí misma, pero hay que tener cuidado de no importar los problemas y los marcos ideológicos. de Estados Unidos, porque podemos hacerlo como una persona colonizada pero no estamos haciendo las cosas correctamente cuando lo hacemos. Por otra parte, no es diciendo “para el resto de nosotros no es lo mismo que en los Estados Unidos” que estamos exentos de un examen sobre este tema.

Llevo 20 años rapeando y tengo amigos haitianos, amigos africanos que les da asco, más que a mí, la policía y no son más malvados que yo, eso me preocupa. Amigos a los que se les niega alojamiento por su acento, eso no sólo me preocupa, sino que me hace..., me duele, de hecho.

Entonces, la conciencia global sobre el racismo que existe es real. Yo diría, y también el hartazgo de quienes lo padecen, a mí me parecía obvio.

Esto sucedió este verano con los negros y este otoño, con la Sra. Echaquan en Joliette, con los nativos americanos. Lo descubrimos en Quebec, lo sabía porque es un mundo que conozco un poco, en todo caso un poco mejor que la mayoría de los quebequenses, pero lo sabía, que hay nativos que definitivamente no quieren bajar al hospital. porque tienen miedo de no volver, también miedo de ser asqueados y juzgados. 

Conocí a Carol Dubé, el viudo de la señora Echaquan, durante el rodaje de un programa y me solidaricé con este hombre, un tipo extraordinario que me hizo muchísimo bien para ver hasta qué punto, a pesar de todo, puede ser sereno, muy fuerte y muy divertido, a pesar de lo que pasó. Habló mucho conmigo, me hizo autografiar uno de sus objetos y nos lo pasamos genial juntos. y me dije: ''Soy parte de la pandilla que mató, que asqueó a su esposa hasta su último aliento en total indignidad y el tipo ''se relaja'' conmigo, está relajado y es divertido. En cuanto a mí, digamos que mi novia fue a Toronto y murió en un hospital siendo llamada "Rana", no estoy seguro de que me apetezca "relajarme", mientras eso sea así, con los canadienses. '. Aprendí mucho de esa reunión y esa discusión.

Esta situación es complicada porque involucra jurisdicción. Técnicamente, Quebec no tiene un Ministerio de Asuntos Indígenas Americanos, depende del gobierno federal, por otro lado, el sistema de salud es quebequense pero, claramente, no es normal que la gente tenga miedo de ir al hospital. es el miedo a dar asco o el miedo a perder la vida, hay algo que no funciona y hay que arreglarlo. Creo que ha habido una conciencia, a nuestro nivel en Quebec, del mismo tipo de resonancia que George Floyd en los Estados Unidos. Quizás podríamos aprender lecciones de esto para que estas muertes, al menos, no fueran en vano.

De hecho, hay muchas personas que han abierto los ojos a lo que pueden experimentar las personas de color y los indígenas.

¡Absolutamente! Tengo un amigo actor, un joven que actuó en la película ''La caída de Esparta'' que yo había escrito, un tipo genial con el que mantuve el contacto y me dijo: ''Yo, después de la muerte de George Floyd, sentí que la gente me miraba diferente, en la calle. Sentí sonrisas, sentí una especie de consideración que antes no estaba en la misma escala". Creo que hay un antes y un después, a pesar de estos dramáticos incidentes, hay cosas positivas que pueden surgir de todo esto.

De lo contrario, todo sucede en vano y ahí es cuando se vuelve alienante, frustrante y la gente tiene enojo, lo cual es legítimo, y este enojo, nunca se sabe cómo puede salir. Colectivamente, cuando la ira toma el control, conduce a la invasión del Capitolio, da una pérdida de significado, el fracaso de la democracia cuando la violencia toma el control.

Dicho esto, a veces es necesario. También podemos mirar la lucha del FLQ (Frente de Liberación de Québec), cómo se llevó a cabo, inspirado en los mayores movimientos revolucionarios del planeta. Vi la película "Les Rose" y supe de la crisis de octubre, pero vi imágenes de la pobreza endémica de los quebequenses de habla francesa, antes de la Revolución Silenciosa, y cuando ves estas imágenes, entiendes por qué logramos estar tan disgustados por un sistema que nos domina, por una opresión sistémica en este caso que se aplica claramente a los quebequenses y que, incluso en los indicadores sociodemográficos de principios de siglo, era comparable a los países africanos en términos de longevidad. , mortalidad infantil y diferentes indicadores, entonces cuando ves eso, cuando lo recuerdas, entiendes el FLQ. Hoy, James Cross está muerto pero es el único que llamó a los felquistas revolucionarios y no terroristas, tal vez porque él, desde su posición de diplomático británico privilegiado, conocía la dinámica imperial, que supo reconocer en las sociedades cuando las personas Estaban bastante disgustados y tuvieron que rebelarse para salir de allí.

Para ayudar a recuperar la moral en estos tiempos más difíciles, especialmente durante esta época de pandemia, ¿qué actividades practicas para recargar pilas y despejar la mente?

Normalmente jugaba hockey en una liga de garaje y practicaba kárate, pero ahora ya no podemos practicar nuestros deportes. Me mudé en agosto, ahora vivo en el ''Petit Laurier'', y tengo una pista de hielo a dos cuadras de mi casa, así que en cuanto haya hielo y tenga media hora para mí, voy a la pista de hielo. Mi chico tiene 14 años y hace 'Zoom' todo el día para ir a la escuela pero, a la hora del almuerzo, comemos rápido y vamos a tirar discos durante media hora, ¡se siente tan bien! Estás tan en el momento cuando practicas deportes, hockey en particular, es un deporte increíble para mí, me encanta jugar hockey.

Por lo demás, tengo suerte de poder disfrutar del chalet de mi novia en el Norte. A menudo vamos al bosque y nos sentimos bien porque no nos sentimos confinados en el bosque, no hay toque de queda para los búhos, no hay ansiedad. Especialmente en primavera, durante el primer encierro en marzo, me afectó mucho psicológicamente y, cuando me encontré en el norte, en el bosque, sentí que estaba realmente más relajado, mientras que en la ciudad había tensión porque Ya no había nadie en las calles, no estábamos acostumbrados y no sabíamos qué hacer. 

Por supuesto, estoy escribiendo una novela, así que, con pandemia o no, estaría sentado en casa, solo, escribiendo en mi computadora. Soy un privilegiado porque esta pandemia me afecta mucho menos profesionalmente, e incluso psicológicamente, que a muchos otros por los que siento una enorme simpatía. Personas, amigos que han perdido restaurantes, bares y negocios y que ya no saben qué hacer, jóvenes que entran en el CEGEP sin iniciación, que nunca han visitado su CEGEP, es dramático, sobre todo también para los más jóvenes. Siento mucha simpatía por el estrés, la frustración que este episodio puede traer. 

Personalmente para mí, como escritora, escribir es un encierro, un confinamiento solitario y estamos en nuestra cabeza. También recupera el poder de la lectura, del arte en general, pero la lectura en particular es un escape, realmente puedes salirte de tu cabeza y ya no hay límites en la literatura, puedes ir, por ejemplo, con Isaac Asimov en el futuro o en otra galaxia, literalmente con la lectura. Ya no hay pandemia cuando escribes y cuando lees.

Hablando de actividades, eres un gran admirador de los Canadiens y los Patriots, ¿quiénes son tus atletas favoritos actualmente y, en todas las épocas combinadas, quiénes serían tus favoritos en estos dos deportes?

Actualmente, me gusta mucho ver a los Chiefs pero los amo desde los años 90, pero también en particular a Laurent Duvernay-Tardif que ayudó antes, es divertido ver a un quebequense en la línea, que es más, que ha hecho su medicina y que tiene la cabeza sobre los hombros, es un hermoso modelo. Luego está Patrick Mahomes, como quarterback, que me deslumbra prácticamente en cada jugada, es a la vez un glaciar y un volcán, alterna la calma y el entusiasmo cuando debe serlo, es todo un general. Su padre era campocorto así que aprendió a lanzar de lado, de lado a un lado o al otro, con la mano izquierda o con la derecha, es parte de una nueva generación de mariscales de campo mucho más móviles, mucho más difíciles de entender, como Lamar Jackson también. Antes dabas dos o tres pasos del bolsillo y era arriesgado pero, para ellos no, eso me impresiona mucho.

En hockey, no entiendo a Connor McDavid como es tan rápido, parece como si estuviera en Matrix, todos a su alrededor son demasiado lentos y los que son lentos son jugadores de la liga nacional de hockey mientras él parece que está en otra liga. . Para mí que patino arrastrando un piano, no entiendo cómo puede ser tan rápido.

En cuanto a "todas las épocas juntas", depende mucho de lo que se mire pero, para mí, desde un punto de vista en el que el deporte es un fenómeno sociocultural e incluso político para Quebec, es Maurice Richard, es un personaje muy importante. símbolo, un atleta que lleva consigo a un pueblo cuando practica su deporte y en quien un pueblo confía, se proyecta. Cuando Maurice marcaba un gol, era más que un trozo de goma que encajaba entre dos postes, era todo un pueblo que recuperaba cierta dignidad. Tsé, es importante eh, ¡el deporte es importante! Ahora obviamente diremos que todo ha cambiado, que ya no es lo mismo, que los atletas son mercenarios y todo pero, de todos modos, había un poco del resto de nosotros cuando Laurent ganó la Superbowl, todos proyectan modelos más grandes que la vida. 

El deporte es muy sencillo, se gana o se pierde, no hay ambigüedad, marcas gol o no, es porque pone al alcance de todos símbolos que de otra manera son más complejos. Las luchas políticas, las luchas sociales, las clases sociales son a veces más abstractas pero allí se vuelven extremadamente concretas. Maurice contó, ganamos, Boston está eliminado, es fácil de entender y divertido de ver.

Vi la película ''Maurice Richard'' con mi hija, que en ese momento tenía como 5 años, y ella entendió. Maurice está peleando allí y por qué el árbitro lo detiene cuando el tipo de Nueva York lo golpea. No es el mejor jugador de hockey, Maurice Richard, para ser el mejor jugador de hockey habría que elegir a Wayne Gretzky, Mario Lemieux, Bobby Orr, esos eran muy buenos jugadores de hockey, pero el atleta más significativo o el más importante para Quebec. , Yo iría con Maurice Richard.

Para tener éxito, ¿cree que los Montreal Canadiens deberían tener más francófonos?

Para tener éxito, no sé si la última vez que los canadienses tuvieron éxito, es decir en el año 93, había 11 francófonos en el equipo, pero es arriesgado hacer una regla de tres así porque el deporte no obedecer estas leyes. Por otro lado, me gustaría que hubiera más francófonos que me explicaran por qué los canadienses no ganan en una derrota. Es decir, todo el tiempo nos dicen que tenemos que elegir a los mejores jugadores, pero tú elegiste a los mejores y no ganaste, así que toma tu pandilla, elige tu pandilla. No creo que Jonathan Drouin tenga el gusto de ser Maurice, el abanderado de todo un pueblo, pero si hay 4 o 5 compartiendo el trabajo, ir a ''Todo el mundo habla de ello'' y a diferentes espectáculos. de este tipo, será menos gravoso para cada uno de ellos.


Recientemente leí que actualmente solo había 2 porteros de Quebec en la liga nacional, mientras que antes había uno troleado, Quebec era un semillero de porteros y por todo tipo de razones, eso ha cambiado, el efecto Patrick Roy ha desaparecido verdaderamente. Me gustan los Canadiens, es el equipo de mi ciudad pero siempre me conecto más cuando es un quebequense exitoso, eso seguro, es normal. Como por ejemplo, hay muchos negros que estaban interesados en el hockey cuando PK Subban llegó a Montreal, se identificaron con PK y eso es completamente normal, otro ejemplo, para las mujeres, está Kim Clavel, ella no es pionera pero se dan cuenta. ellos mismos que ella es realmente buena y que es motivadora. Eso no significa que a mí, como persona blanca, no me pueda gustar PK Subban o que, como hombre, no pueda alentar a Kim Clavel, pero eso simplemente significa que cuando es así. Alguien de tu pandilla, alguien que se parece a ti, es normal que te identifiques con él.

Hablemos un poco de tu juventud, ¿tus padres escuchaban música frecuentemente?

En mi época era la época de 45 rpms y 33 rpms entonces, en mi juventud, la música era frágil, había que tener cuidado de no rayar los discos así como de no romper la aguja y había que tener cuidado de no saltar demasiado fuerte al bailar porque haría estallar la música. Todo eso ha desaparecido, evidentemente hoy en día. Mis padres escuchaban mucha música y, cuando yo tenía unos 7 u 8 años, compraron un sistema de sonido muy grande, habían invertido 2000$, que era una cantidad grande para la época así que teníamos el Cadillac de los sistemas de sonido acompañado. por un carrito de vinilos como Dire Straits, Michael Jackson, Culture Club, en fin toda la música de los 80 pero mis padres también escuchaban discos de música francesa, como Léo Ferré entre otros, no estaba mal lo que sonaban.

¿Esto tuvo alguna influencia en usted? ¿Es esto lo que te empujó hacia una carrera musical/artística?

Es cierto que todo lo que sucede en nuestra infancia influye en nosotros. Mis padres también escuchaban mucha música folklórica, como por ejemplo ''The Devil's Dream'' o cosas así, y seguramente eso también influyó en mí, tendría que hacer un psicoanálisis para determinar realmente la influencia pero sí. seguramente me influyó. Mis padres eran profesores y mi padre era profesor de literatura en el CEGEP, eso también tuvo una influencia en mí, para el idioma y todo, una influencia de mis dos padres pero particularmente de mi padre.

¿Puedes regalarnos un bonito recuerdo relacionado con la música, tus padres y tú?

Recuerdo un recuerdo muy vívido, no recuerdo exactamente cuántos años tenía pero era el año en que se publicó el álbum ''Brothers in Arms'' de Dire Strait. (Nota del editor: ''Brothers in Arms se estrenó el 1 de mayo de 1985, por lo que Biz tenía 12 o 13 años), estoy recostada en mi cuarto, mis padres están de fiesta con muchos amigos que llevaban barbas, ponchos y todos fumaban. Entonces suena la melodía ''Sultans of Swing'', me levanto para ir al baño o no sé qué y todo eso significa que tengo un recuerdo de señores y señoras divirtiéndose, la sala está llena de fumar pero qué tipo de humo nunca supe. Tan pronto como escucho esa canción de nuevo, siempre me trae un recuerdo muy, muy vívido, instantáneamente me teletransporto a mi infancia, exactamente como la Madeleine de Proust excepto que, en mi caso, no es gustativo, es auditivo.

Cuando eras niño, ¿qué álbum fue el primero que compraste o recibiste?

Siempre recordaré el primer álbum que compré, es un vinilo, de 33 rpm y es ''Piece of Mind'' de Iron Maiden. Había recogido mi ''dinero'', ni siquiera sabía si la música era buena pero la portada me decía maldiciones. Escuché este vinilo con demasiada frecuencia en el buen sistema de sonido de mis padres.

Dicen que la música suele ser una terapia para muchas personas, durante tu adolescencia, ¿muchas veces te permitió salvarte? ¿escapar?

Sí, fue muy importante. ¡La música lo dice todo! Usted opina sobre "Play" y le dice al mundo cómo se siente. Escuchas a Bob Marley, así que está bien, escuchas a Metallica, así que puedes estar un poco nervioso. Cuando eras adolescente, yo en todo caso, tenía una especie de rabia interior que no sabía de dónde venía ni cómo sacarla pero "Metal" me ayudó mucho con eso y también comencé a jugar. batería en secundaria 4, así que fue francamente físico, una frustración física... Cuanto más fuerte golpeo, más bien se siente, más ruido hace... 

Mi madre era la ministra de cultura de nuestra familia y nos pagaba a mi hermano y a mí todas las entradas para los espectáculos que queríamos ver, así que fui a ver Metallica, etc. En un momento, mi madre me dijo: ' "Hay un señor con gafas que toca el piano en ''Petit Champlain'' y te pago la entrada'' porque el ministro tenía derecho a dar subvenciones pero también había prescripciones ministeriales por lo que, en estos casos, Yo estaba como que tenía que ir pero nadie, ninguno de mis amigos, quería venir conmigo porque no era muy vendedor en secundaria 5 un señor con gafas que toca el piano y finalmente fue Richard Desjardins, el autor de ''Tu m'aimes-tu''. Ese programa resonó en mí porque pensé: "Está bien, podemos hacer eso con palabras", "Eso podría ser una canción" y eso me influyó para el rap. 

Con Richard Desjardins, la cuestión del nivel de la lengua es indudablemente quebequense, claramente, pero utiliza palabras latinas e incluso, a veces, referencias antiguas, palabras muy elaboradas o viejos anglicismos de mineros de Rouyn-Noranda. Navega en el lenguaje, sabe hablar de amor, de todo y de nada... Las canciones de amor más hermosas, es él quien las hizo y la canción más comprometida, ''The Yankees'', es Él también quien las hace. él. Todo esto convive de forma perfectamente coherente y eso también me ha influido mucho.

La composición es un arte, ¿empezaste desde pequeño? ¿Empezaste garabateando en trozos de papel?

Hablé del espectáculo de Richard Desjardins, sembró una semilla en mi deseo de componer pero empezó a germinar más tarde. Es cierto que ya tenía ganas de escribir porque a los 8 años había escrito un librito sobre dinosaurios, mientras que en secundaria 1 compuse pseudopoemas baudelairianos y en secundaria 3 había escrito un mal medieval. novela de fantasía, así que he estado escribiendo durante mucho tiempo, pero la composición para rap comenzó en 1995 con Batlam en Quebec. 

Batlam llegó a nuestra casa, entre las vacaciones de Navidad y Año Nuevo, con un texto que había escrito. Escuchábamos mucho rap americano y también a MC Solaar, quien nos convenció de que podíamos rapear en francés y de forma literaria como él porque MC Solaar tiene muchas referencias literarias. Batlam y yo, que éramos literatos, hombres de letras, nos dimos cuenta de que no estábamos obligados a tener un arma y vender drogas para rapear, el rap nos puede permitir decir otra cosa, hablar de otra cosa, hablar de lo que somos, de hecho, y lo que nos interesa. Entonces eso fue lo que hicimos rápidamente, Batlam me mostró su texto, agregué algunas cosas y comenzamos así.

Si comparas la música de diferentes décadas, ¿cuál es la más auténtica en tu opinión?

Creo que todos son auténticos en el sentido de que la música representa la época, encarna la época en la que fue creada, así que en ese sentido es auténtica. Si la música no nos parece auténtica es quizás porque la época en sí no lo es. 

Es cierto que los años 70 fueron grandes años cuando pensamos en el Rock, hubo grandes cosas, se habló mucho de ello y se mitificó pero, para mí, desde un punto de vista cualitativo, la década de los 90 es el período que más me interesó musicalmente. Cuando llega Nirvana con ''Smells like Teen Spirit'', dinamitan el ''Glam metal'', ya no se puede hacer metal con spandex, "Spray-Net" y labial como lo hacía Motley en Raw, simplemente era posible, Nirvana. Pon el hacha ahí. No era un gran fan de Nirvana, no escuchaba su música pero tenía un gran respeto por todo lo que encarnaban y entendía por qué a tanta gente le gustaba. Hubo otros nombres que también dejaron su huella en esos años como, por ejemplo, Pearl Jam y, aquí en Quebec, Jean Leloup, Les Colocs, Les Vilains Pingouins… Mientras que los años 80 para mí fueron más débiles musical y creativamente.

También había rap de los 90 y, como alguien a quien le gustaba mucho el rap, lo que se hacía en esos años era muy creativo, muy sólido.

Hagamos una transición pausada hacia el Biz actual, aprovecho porque antes hablabas de Batlam. Desde que en 2000 se publicó Manifestif, que compré en una esquina de Montreal (y, si no recuerdo mal, directamente a uno de vosotros), ha habido un largo camino con Loco Locass. ¿Qué pasará con el grupo en un futuro próximo y/o más o menos lejano?

La respuesta corta es nada porque, en lo que a mí respecta, nos considero retirados como grupo musical. También porque, por un lado, no tenemos una nueva canción en proceso y, porque, no tengo intención de hacer otro álbum ni otra canción. 

Por otro lado, sí digo que no tengo intención de hacerlo pero nunca diría ''Fontaine, no bebería tu agua'' porque, cuando lanzamos nuestra última canción ''Le Clan'' en 2016 , Regresé de un viaje promocional a Europa para hablar de uno de mis libros, regresé y me consideraba escritor pero abrí mi casilla de correo electrónico y estaban los versos de Batlam y el ''beat' de Chafiik y yo. dijo: ''¡Ay! ¿Qué pasa con eso? Un nuevo ''flujo'', un nuevo sonido, nuevas palabras. Envié un correo electrónico a Batlam y le pregunté ''Sí, todavía tienes ''Seize bars'' disponible en la canción porque quiero participar en ella. ''. Regurgité mi verso en casi media hora, fue realmente muy rápido y, posteriormente, trabajamos en este tema de la misma manera que trabajamos en nuestros temas de ''Manifestif'', es decir los tres juntos en el estudio para rodar el ritmo e intervenir en el texto del otro. Batlam también escribió otro verso durante este tiempo en el estudio. Así que incluso en ese momento ya había prolongado más o menos la plaga, pero apareció otra canción, pero UNA canción, no un álbum.

Ya sabes, el rap ha cambiado mucho. Mi hijo de catorce años escucha mucho rap americano y ahora es él quien me mantiene al tanto de lo que pasa. El rap quebequense, por su parte, se ha fortalecido, hay muchos actores y ahora hay un movimiento real, que existió más o menos en nuestro tiempo. Entonces, no veo cómo podríamos volver al rap, a la edad que tenemos y en lo que se ha convertido el rap, sin parecer viejos señores que divagaban de cierta manera. Porque si seguimos haciendo lo que hacíamos antes, no evolucionamos y nos quedamos en el pasado pero si intentamos hacer lo que se hace ahora, parecemos viejos señores que se ponen un solideo 'al revés y se ponen'. jeans hasta la rodilla para saludar a los jóvenes, así que de alguna manera no funciona. En cualquier caso, hablo por mí, no hablo por Batlam y Chafiik, mis ganas de crear no salen en el rap, salen en un guión, salen en prosa. Antes, nada más abrir el grifo salía exclusivamente rap, ahora, cuando abro el grifo, es prosa, literatura la que fluye.

A pesar de tu “retiro” de Loco Locass, ¿tienes algún estilo musical que eventualmente te gustaría explorar, solo o con otros artistas?

No, porque una vez que has probado el placer de hacer castillos de arena a la orilla del mar, es difícil volver a hacerlos en un cuadrado de arena. Esta es mi comparación entre literatura y rap, una vez que puedes contar tu historia en 300 páginas, es difícil volver a 3 minutos. 

Al final creo que rap en mi vida, no he llegado al momento de valorarlo pero eso es lo que puedo ver cuando miro hacia atrás, habrá sido un paréntesis en mi vida, un paréntesis largo y rico. Cuando digo esto no estoy minimizando ni denigrando este paréntesis, en absoluto, pero es un accidente para alguien como yo. No era músico, no era melodista, amaba la música pero no la entendía, aún hoy nunca me consideraría cantante, no soy capaz de cantar, shhhh bueno, no tengo aliento. y no sostengo la nota correctamente mientras que con el rap, ¡fue perfecto! No soy cantante pero tengo cosas que decir y tengo ritmo pero lo que había en el rap era un trabajo de escritura. Con el rap, hay tantas palabras que puedes escribir más que cuando escribes rock, por ejemplo. Por eso nos metimos en el rap de cierta manera, lo escuchábamos mucho y teníamos cosas que decir, podríamos haber hecho teatro también, podríamos haber hecho muchas otras cosas pero 'es eso'.

Personalmente dediqué veinte años de mi vida al rap a tiempo completo, al menos al principio ciertamente a tiempo completo, y no me arrepiento de absolutamente nada de lo que hicimos con Loco Locass, nada más que pasé a otra cosa como un pintor que tiene un período azul, por ejemplo, y que simplemente pasa a otra cosa.

Dijiste que ahora es tu hijo quien te cuenta lo que está pasando en el rap, pero ¿qué piensas de la música Hip Hop/Rap emergente en Quebec y su lugar en el mundo?

Lo miro un poco de lejos como una especie de tío que observa, con amabilidad, cómo se divierten sus sobrinos y sus amigos. Hay cosas buenas, a nivel formal, diría yo, eso es sobre todo lo que me parece interesante. Con las redes sociales, la forma en que la gente se pone en escena, se promociona, encuentro que hay mucha creatividad, sobre todo en tiempos de pandemia, pienso en Fouki, entre otros, hay varios que hicieron álbumes. Si tuviéramos 25 años durante la pandemia, seguro que Loco Locass habría lanzado, tal vez no un disco porque estábamos componiendo tranquilamente, pero habríamos trabajado, eso seguro.

Además del hockey, la música y la literatura, ¿tienes otra gran pasión? ¿Si sí, cual?

Antes de la pandemia, existía el kárate, que era bueno para mi cuerpo y mi mente y no puedo esperar hasta poder empezar de nuevo, pero obviamente también me gusta mucho el cine, tanto verlo como escribirlo. Me gustan mucho las artes visuales, me interesa mucho la pintura, nunca he sido buena dibujando pero me interesa la pintura. Parece que cuando no eres bueno en algo es impresionante ver el talento de los que se destacan, con el hockey pasa lo mismo, juego pero no soy bueno y cuando veo uno que es muy bueno, me asombra. 

En literatura, sin decir que soy bueno en literatura, hay que madrugar para impresionarme, hablo de estilo, soy muy exigente con el estilo cuando se trata de literatura. Puedes contarme una gran historia si no tienes estilo, no te voy a escuchar. Para explicarlo simplemente, el estilo en la literatura es como el estilo de un comediante, Louis-José Houde podría darte la guía telefónica y te orinarías en los pantalones, no hay nada interesante en una guía pero, él, él tiene su estilo, su el ritmo, su fluidez, sus expresiones faciales, eso es estilo y es lo mismo en la literatura. No es lo que me dices lo que me interesa, sino cómo me lo dices.

Siempre has estado involucrado con los jóvenes, ya sea en los campamentos juveniles, los jóvenes representados en tus novelas y también estoy pensando en el vídeo musical y en la canción ''M'hook'' de Loco Locass que es un mensaje sobre el dolor. la angustia de nuestros jóvenes. ¿Qué has tratado de aportarles durante tus experiencias con ellos?

Es cierto que mi relación con la juventud ha ido evolucionando a medida que he ido envejeciendo porque al principio yo era joven y además la juventud es relativa, como por ejemplo para mi hijo de 14 años que es joven, su hermana de 10 años viejo es el que es joven. Al principio los jóvenes de los shows de Loco Locass, tenían mi edad entonces, estábamos con ellos entre ellos y lo que yo intentaba traerles no era más que yo mismo, esperando que los tocara y que sintieran. desafiado por lo que tenía que decir. 

En los campamentos de verano los padres nos confiaban las cosas más preciadas que tenían, estábamos en el bosque y teníamos que mantenerlos ocupados, era emocionante. Cuando llovía sacabas una piedra, un palo y tenías que inventar un juego, siempre es en modo creativo. No es tanto lo que pude aportarles sino lo que aprendí de esta experiencia. Trabajé allí en mi primer año de CEGEP. Fui bastante misántropo como persona al final de 5º de secundaria, al inicio de CEGEP y después. Durante un verano en un campamento de verano, me convertí en humanista. Estar rodeado de jóvenes y estar rodeado de otros profesores, gente de mi edad, me abrió a la generosidad, a los demás, no cuentas las horas de sueño cuando tienes niños de kindergarten y si hay uno que tiene miedo en medio de la noche, te levantas y vas a ayudarlos, te permite salir de ti mismo, pensar en los demás.

Ahora, yo tengo hijos y es una relación diferente, porque hay una cuestión de autoridad, pero para los jóvenes en general, siempre trato de sentir curiosidad por saber qué les interesa, qué les motiva, por qué hablan así y por qué. les interesa eso, por ejemplo. Intento entenderlos en lugar de juzgarlos pero diría que cuanto más te alejas de ellos en edad y más difícil es entenderlos, mayor es la brecha entre las generaciones y más tendemos a juzgarnos unos a otros. No siempre es algo bueno, estamos mejor con empatía que con juicio. 

Cuando eres parte de una generación, tienes una especie de solidaridad de clase pero no te das cuenta, como en la época del Loco Locass, era "Libéranos de los liberales", somos nosotros los demás los que teníamos razón, período, y otros que no estaban de acuerdo con nosotros, estaban en el campo. A medida que vamos creciendo, hay un poco más de matices que se van imponiendo y eso es lo que me gustó cuando, en 2012, acompañamos a los jóvenes en su huelga a pesar de que no era mi huelga, sino que fue hace 20 años. Estaba en la universidad pero me divertí estando con ellos y apoyándolos en su lucha, los encontré creativos, enérgicos y no hastiados, fueron grandes momentos de fraternidad con los jóvenes. Creo que cuando estás rodeado de jóvenes, envejeces menos rápidamente, te vuelves estúpido menos rápidamente.

Hablabas un poco antes de las redes sociales, ¿cuál es tu relación con las redes sociales?

Realmente no lo sé, de hecho tengo un pie afuera y el otro adentro. Además, mi novia se queja todo el tiempo de mi cuenta de Instagram y la considera una completa perdedora. Tengo uno pero solo tengo 1200 suscriptores, no publico bien y nunca he estado en Facebook. De hecho, para mí es más Twitter, me registré allí en el año 2012 exactamente durante la huelga estudiantil, al principio fue para promocionar nuestro disco que iba a salir y, finalmente, durante esta huelga, fue de mucha utilidad. y muy interesante estar en Twitter.

Lo que me gusta son más palabras, pequeños aforismos, pequeñas reflexiones e Instagram, son más fotos y, a mí, las fotos, fotografiar mi ensalada, eso me interesa menos. Pero dicho esto no juzgo, ni mucho menos desde que empecé a salir con mi novia, los que lo hacen, hay una forma de esteticismo en eso, incluso hay una forma de dandismo. La cuenta de Instagram de Baudelaire podría haber tenido ''stories'' con cuadros de Eugène Delacroix, hachís y dandies con chistera, no juzgo a los que están en eso, pero salvo que hay algo un poco vanidoso en eso, prefiero trabajar en una novela hasta trabajar en un tweet.

Al mismo tiempo digo eso pero siempre puedes convertir a tus suscriptores en tus redes sociales, mi novia tiene bastantes suscriptores y, a veces, recibe regalos, licencias, es un poco como un caballo, eso depende de quién lo monte. , qué haces con él. Pero sigo un poco dudoso, realmente aprecio los contactos reales, reales, reales, encuentro que hay un lado oscuro en las redes sociales, así que cuando conectas a personas a las que no les va bien, eso también resulta en la Invasión del Capitolio. 

En este momento hay demasiada gente que no tiene nada que hacer y que es infeliz, tenemos que encargarnos de eso, tenemos que hacer que la gente vuelva a trabajar, a salir a bares, a beber y a beber con sus amigos y. salir a la calle, volver a ver gente. No estamos hechos para la vida que llevamos en este momento, nos damos cuenta de eso y las redes sociales lo exacerban, hay que tener cuidado así que a veces trato de tomarme un pequeño descanso también.

Desde los años 60, la tecnología ha dado grandes avances en muchos ámbitos de nuestra sociedad. ¿Esto le asusta o le entusiasma?

Yo diría que pase lo que pase desde el punto de vista tecnológico, no debemos perder de vista el hecho de que la naturaleza de la humanidad sigue siendo el contacto humano. No creo que podamos lograr encarnar a la humanidad estando cada uno en nuestro departamento, conectados a computadoras, no creo que ese sea el objetivo de la especie humana, no creo que esté hecha para eso, a menos que evolucionemos. , nuestro cerebro evoluciona a lo largo de millones de años, un poco como pensaba Houellebecq en “La posibilidad de una isla”.

Todavía hay algunas cosas realmente divertidas con los teléfonos, como por ejemplo, no tengo un tanque en Montreal pero puedo desbloquear un "Communauto" remotamente con mi teléfono, mi detector de humo está conectado en mi teléfono celular y si estoy no en casa, mi chico está cocinando fideos y empieza a sonar, lo sabré inmediatamente gracias a mi teléfono... Hay cosas muy buenas sobre la tecnología, yo no volvería a vivir en la Edad Media, Realmente no, pero como te digo, tenemos que volver al hockey base y el hockey base se trata de divertirnos con nuestros amigos, divertirnos, lograr algo, realizarnos personalmente en proyectos significativos y, en definitiva, como somos en la sociedad. , no podemos criticar a los demás.

Siempre me fascina lo malos que podemos ser, que podemos decir o escribir cosas con tanta mezquindad y violencia que nunca haríamos. Cuando estaba en Loco Locass tenía un archivo donde archivaba las amenazas de muerte que recibía y, en ese momento no había Twitter y demás, solo eran correos electrónicos porque, si hubiésemos hecho todo de la misma manera, con todas las redes sociales que hay hoy en día, probablemente hubiésemos recibido muchas más. Me dije que en algún momento me iban a dar una paliza, literalmente me iban a atacar pero eso nunca pasó, nunca tuve malas experiencias en el mundo real, ni siquiera alguien que hubiera venido a verme diciendo : “¡Al diablo, los amo, te voy a golpear en la cara con mis liberales!”, ¡pero en Internet sucedía con regularidad! Cómo puedes enviar eso al universo o a alguien, sabiendo que nunca se lo dirías a la cara, me supera, esto, ya sea por inconsciencia, por cobardía o por pura malicia...

Lo que me gusta son más palabras, pequeños aforismos, pequeñas reflexiones e Instagram, son más fotos y, a mí, las fotos, fotografiar mi ensalada, eso me interesa menos. Pero dicho esto no juzgo, ni mucho menos desde que empecé a salir con mi novia, los que lo hacen, hay una forma de esteticismo en eso, incluso hay una forma de dandismo. La cuenta de Instagram de Baudelaire podría haber tenido ''stories'' con cuadros de Eugène Delacroix, hachís y dandies con chistera, no juzgo a los que están en eso, pero salvo que hay algo un poco vanidoso en eso, prefiero trabajar en una novela hasta trabajar en un tweet.

Al mismo tiempo digo eso pero siempre puedes convertir a tus suscriptores en tus redes sociales, mi novia tiene bastantes suscriptores y, a veces, recibe regalos, licencias, es un poco como un caballo, eso depende de quién lo monte. , qué haces con él. Pero sigo un poco dudoso, realmente aprecio los contactos reales, reales, reales, encuentro que hay un lado oscuro en las redes sociales, así que cuando conectas a personas a las que no les va bien, eso también resulta en la Invasión del Capitolio. 

En este momento hay demasiada gente que no tiene nada que hacer y que es infeliz, tenemos que encargarnos de eso, tenemos que hacer que la gente vuelva a trabajar, a salir a bares, a beber y a beber con sus amigos y. salir a la calle, volver a ver gente. No estamos hechos para la vida que llevamos en este momento, nos damos cuenta de eso y las redes sociales lo exacerban, hay que tener cuidado así que a veces trato de tomarme un pequeño descanso también.

Sobre la relación de los medios de comunicación actualmente con los artistas. ¿Considera que el apoyo ha sido suficiente en los últimos años?

Encuentro que con las redes sociales los artistas se han adueñado de su propio marketing. Cada vez hay menos intermediarios entre fans y artistas, y eso es bueno. Ahora bien, el modelo económico de la música no favorece a los artistas, en absoluto, todo el mundo regala su música, lo que no tiene sentido desde el punto de vista económico. Pero todo el mundo lo hace y no culpo en absoluto a los jóvenes por hacerlo porque la música se ha convertido en una tarjeta de presentación para invitar a la gente a ir a espectáculos y comprar suéteres, así es. El declive de los medios tradicionales va acompañado de un aumento de la promoción a través de las redes sociales por parte de los artistas, cada vez lleva más tiempo y es muy exigente interactuar directamente con los fans porque, por mínimo que hagas algo (por ejemplo : ''Sí, hace seis meses en Val D'or, te saludé y no respondiste''), los fans tienen la impresión de que les perteneces o que les debes algo a nivel emocional. Como yo, sí, les debo algo a mis fans a nivel artístico, ciertamente, pero no les debo nada desde el punto de vista personal porque no expongo nada de mi vida personal o, en todo caso, muy poco.

Y en el caso de los medios tradicionales pobres, cuando “La Presse” lucha para llegar a fin de mes, no podemos esperar que haya periodistas muy críticos haciendo el trabajo. Lo que pasará es que los influencers pedirán entradas para los espectáculos y habrá artistas que darán entradas a cambio de una buena palabra en Twitter o una foto en Instagram, podremos en crítica, crítica, este tipo de trabajos críticos no. Ya no existe en Quebec.

Como mencionas que los artistas ahora regalan su música, ¿crees que la remuneración de los servicios de música digital, como Spotify, es lo suficientemente alta en relación con el número de reproducciones?

¡Ay no, pues no! En comparación con los beneficios que esto genera, ¡es claramente insuficiente! Si Spotify dijera: "Escucha, estamos llegando fríos y calientes, realmente no podemos pagar más que eso". Bueno, está bien, tal vez, pero es que es un modelo que se basa casi en la explotación de los trabajadores. La fuerza de trabajo, para hablar como Marx, es la que menos se beneficia de las repercusiones de la actividad económica que se debe a esta fuerza de trabajo, lo que sin embargo es inconcebible. ¿Cómo es posible que los grandes proveedores de Internet no den más que eso a los artistas, dado que son estos los que proporcionan el contenido?

También hay otro problema porque hay que decir que, ahora, cualquier chico que toque la guitarra o que repita melodías y se caiga generará millones de clics y por tanto mucho dinero. Ni siquiera son sólo los artistas reales los que generan "clics", sino que ahora está abierto a casi todo el mundo. Dicho esto, cuando tu canción, estoy pensando en “Happy” de Pharrell Williams, suena mucho y genera diez mil dólares por millones de reproducciones y escuchas en diferentes plataformas, hay alguien que se mete demasiado en los bolsillos y alguien quien no aporta lo suficiente, el pastel es el que es pero está muy mal distribuido. 

Les agradezco todo el tiempo que me brindaron pero, antes de irnos, aquí hay una pregunta extra de una fan, Roxanne Trépanier, a quien le gustaría saber si la canción y el video “Secondaire” son un hecho real.

Lamentablemente sí, lamentablemente para Chafiik y para mí, fue bastante autobiográfico. Los pantalones por el suelo el primer día, eso fue lo que pasó. En ese momento, obviamente, es una tragedia, quieres cambiar de escuela y todo, pero, con el tiempo, nos reímos, nos divertimos y ¡hacemos una canción con eso!

Así es, ¡es una gran experiencia de vida!

¡La belleza del arte! ¿Qué hacer con el estiércol? Bueno, ¡cultiva flores en él! (Risas) ¡Esa será la última palabra, Fumier! En el sentido de: ¡Este porro, habrías tenido que “follarlo” hasta el final! (Risas)

>_ Ver también

El trabajo de Biz como autor fue recompensado con el Premio del Libro Infantil de las Bibliotecas de Montreal y el Premio de la Juventud de los Libreros de Quebec en 2012 por “La caída de Esparta”, así como el Premio Francia-Québec en 2015 por “Mort-Ground”. Su último trabajo “Les abysses” es su séptimo libro publicado por su editor Leméac. http://www.lemeac.com/auteurs/163-biz-.htm

0%